Southeast Asia Phonographic Mornings

south_east_art_wrk_txt-compr

A mediados de enero finalizó la retransmisión semanal de la serie Mañanas Fonográficas en Oceanía (Oceanian Phonographic Mornings), que se realizó tanto a través de Radio Carbono (sistema de podcasts del Carbonoproyecto), como de Radio Kermes 106.1mhz de Toay, y FM La Tribu 88.7mhz de CABA. Esta fue la segunda etapa continuada que se presentó (la primera fue Mañanas Fonográficas en Sudamérica) correspondiente al proyecto “Cada Mañana del Mundo” (Each Morning of the World), curado por Stephane Marin desde Francia.

Recordemos que a través de este proyecto se invita a los artistas del sonido, compositores y grabadores a compartir su propio punto específico de escucha, ya sea a través de una composición o grabación de campo original.

Cada Mañana del Mundo se retransmite por Resonance Extra (Londres, Inglaterra)  ~  Radio Grenouille (Marsella, Francia)  ~ Radiocarbono podcast (Argentina) ~radiokermes.com 106.1 (Toay, La Pampa, Argentina) ~ LA TRIBU 88.7 FM (Buenos Aires, Argentina) y Radio Panik Fm (Bruselas, Bélgica)

A continuación seguiremos con la transmisión de Mañanas Fonográficas en el Sudeste Asiático (Southeast Asia Phonographic Mornings). Como cada serie, constará de veinte paisajes sonoros grabados por las mañanas en diversos lugares de esta región del planeta.

A partir del domingo 27 de enero de 2019 los invitamos a seguir recorriendo imaginariamente distintos ambientes del mundo a través de la principal herramienta de que dispone el medio radiofónico en cualquiera de sus formatos: el sonido y la escucha!

A disfrutar por Aquí

 

https://www.facebook.com/groups/commeundimanchematin/

 

Anuncios

La Horda Sedienta de Carne en CPRecords

tapa La Horda bandcamp

La horda Sedienta de Carne, es el título más que sugestivo de este trabajo cien por ciento noise a cargo de ⁅sヨ, alter ego de Simón Miguelo en su encarnación menos hardcore y más ruidista. Confieso que me sentí interpelado desde el primer intercambio sobre la idea con Simón, y por eso atraído hacia la opción de publicarlo por CPRecords . Es que vivo y me crie en un ambiente semirural donde el consumo de carne (de otros animales claro) es “lo principal” de la alimentación humana. Y si bien es cierto que en las últimas décadas vamos notificándonos, ya sea por informes periodísticos o simplemente recorriendo las góndolas de supermercados, sobre que además de la tortura a los animales en el proceso de cría y faenamiento en serie, la “carne” ya no es lo que era al estar totalmente modificada por hormonas, vacunas o el tipo de alimentación en feed lots siniestros, no es simple renunciar a ella. Algunas razones (sino todas), desde mis superficiales conocimientos del tema, tienen que ver directamente con un sistema de vida donde la mayoría de la población está aislada de la producción u obtención directa de su alimento. No comíamos tanta carne en el pueblo cuando teníamos que matar los pollos, los corderos, los lechones nosotros, incluso cuando existían los mataderos municipales se sacrificaban muy pocos animales para cubrir la demanda de cada pueblito, pero no para abastecer “un mercado gigante”. Luego vino esa nefasta imposición que llamaron “agregar cadena de valor”, por la cual se cierran los mataderos locales para vender jaulas y jaulas de animales a los frigoríficos, donde en condiciones de terrible stress para “el ganado”, se faenan y convierten en “cortes de carne y reses para el mercado central”. El proceso también es traumático para los trabajadores: tuve un amigo que me contaba diariamente las terribles cosas que allí presenciaba en su trabajo. Y desde allí esa “carne” viaja de vuelta con un considerable incremento de costos en la cadena de intermediarios, hasta los comercios de cada lugar o para el “mercado internacional”.

A esta altura hemos visto los videos donde se documentan las “fábricas de pollos”. Sabemos que a los cerdos y vacas los crían casi sin moverse y a base de alimentos transgénicos y hormonas de crecimiento, que la leche que tan cándidamente publicitan para nuestros niños es sacada con succionadoras mecánicas que enferman a las vacas hasta morir. Sabemos, y eso nos hace ruido en algún lugar de la conciencia aunque el velo de la razón/locura diaria lo mantenga oculto o desactivado. Es que es parte de nuestra resignación a ser también manipulados y sometidos a vivir bajo las normas de un mundo heredado y dominado por el “capitalismo salvaje”. El sometido que sigue adelante sometiendo a otro, en este caso “a ese gran otro” que son los animales no humanxs.  El Grito - Edvard Munch##El Grito (Edvard Munch – 1893)

Por todo esto valoro enormemente este trabajo de ⁅sヨ, disparado desde el compromiso veganista de Simón y su “raíz de ruido” (una raíz de parra intervenida con micrófonos y cuerda) como instrumento-arma simbólica de resistencia. Lo asumo a la vez como un grito de horror ante cierta condición de crueldad inherente a la naturaleza, el hecho de tener que deglutir a otros para sobrevivir, pero también ante la forma en que nuestro raciocinio determina y acepta como normal a quién matar y a quién no. Y en nuestro caso, donde el instinto está bajo el ojo supervisor de lo “racional”, de la “conciencia” de nuestros actos, esto implica además una batalla en el terreno del lenguaje. Urge entonces “deconstruir” (término muy de moda y medio vacío en manos de oportunistas o chamuyerxs de redes sociales, pero útil al fin) el sentido y hasta las mismas palabras que usamos para desdramatizar una realidad donde “la muerte está en todas partes”.

La Horda Sedienta de Carne (publicado en virtual pero también en cassette edición limitada) nos lleva al extremo del espíritu death metal sin los instrumentos convencionales, directo a la distorsión, al ruido necesario para conjurar nuestros demonios internos. Y el efecto de incluir como cierre del trabajo una grabación de campo en una carnicería de San Rafael nos saca de la ficción, nos recuerda que también somos nosotrxs lxs condenadxs en este juego perverso y tan normal de consumir el “producto final”, pero aisladxs de todo el doloroso proceso claro.

Feliz Navidad amigxs! (FR)

Pasen por FLECHA AQUI

 

Diego Faskner Silveira en CPRecords

00_-_Fragmomento_-_image_1_-_front

Es un hecho que el término “música experimental” causa cierta incomodidad (a menudo entre los mismos artistas), en cuanto a lo apropiado de su uso para definir obras que hurgan más allá de los formatos convencionales. Pero si incluimos a quienes escuchan dentro del proceso final que cierra un trabajo sonoro de estas características, la percepción e interpretación del mismo tiene tantas posibilidades como mentes hay, es decir no deja de ser un experimento cuyo resultado desconocemos.

Fragmomento, trabajo del compositor brasileño Diego Faskner Silveira, irrumpe en nuestro sistema de escucha (más o menos entrenado, más o menos cómodo), con una pieza collage enorme, que huye continuamente de cualquier centro posible y sin embargo, termina configurando una especie de mapa sonoro particular. Desrequentura Fragmomêntica com Paissonorarranhagem es el título de la obra, único track que habita este disco y que durante media hora nos sumerge en un paisaje poblado justamente de “momentos sonoros” de diversa índole. De este modo, el gran trabajo de edición que realiza Silveira nos lleva a convivir con una intersección permanente de pasajes instrumentales, grabaciones de ruidos domésticos, manipulación de fragmentos musicales pop, rock y contemporáneos al mejor estilo de las plunderphonias de John Oswald, y otros que se van descubriendo en cada escucha.

En cierta forma Desrequentura… invoca una escucha de reconexión consciente con el entramado sonoro fragmentario de estos tiempos, donde estamos permanentemente atravesados por ramalazos de un mundo externo que a través del consumo y las tecnologías se entremezcla infinitamente con los mundos y espacios individuales. Como el título de la obra sugiere, no hay una palabra que se imponga como definición o referencia de este universo de sonidos simultáneos, sino palabras dentro de palabras, sonidos dentro de sonidos.

Es un placer entonces, compartir con ustedes esta nueva edición por CPRecords, otra invitación a la escucha atenta que nutre el espíritu de búsqueda de una comunidad sonora experimental in crescendo. (FR)

ir al disco FLECHA AQUI

Monos Asados en CPRecords

00-_-Monos_Asados_-_image_1_-_front

Compartimos con gran alegría este nuevo trabajo por CPRecords. Se trata de Monos Asados, el primer disco que documenta experiencias en torno a “La Liga de los Otros”, proyecto ideado desde Trenque Lauquen que cruza fronteras hacia distintas ciudades del país. Si algo caracteriza la actividad de la música experimental en general es la mutación constante, y no solo en lo sonoro sino en la capacidad de intercambio a través de encuentros donde, como y con quienes se sintonicen inquietudes. De ahí la abundancia de nombres de grupos y proyectos, algunos más estables, otros esporádicos y otros por única vez.

En esta ocasión presentamos un trabajo de colaboraciones inspirado en ciertos jugadores de fútbol que participaron del Mundial ‘74 en Alemania Occidental, y en algún caso anteriores. Un álbum con un fuerte sello ambient electrónico, que surge de modo natural en relación a dos de sus participantes: César Martín y Mario Ayala (del dúo Viaje al Sueño).

 Para aquellos que conocieron o disfrutaron de los futbolistas a los que se dedican cada uno de los tracks, (y para quienes solo sean ilustres desconocidos), Monos Asados puede ser una oportunidad de conectar con un espíritu de gran profundidad humana en común, más allá de lo “competitivo” . Una percepción del deporte como parte de la historia vivida, aunque poco visualizada desde el arte en cuanto a su importancia en la construcción de “memoria popular”.

Los y las invitamos a darse el gusto de escuchar y leer algunas reflexiones sobre lo que para algunos puede ser un disco atípico en CPRecords, pero que sin dudas es producto de todo un proceso de madurez colectiva a través de años de experimentación.

ir al disco

                                             FLECHAAQUÍ

 

Los electrodomésticos van a la guerra

00-_-Los_electrodomesticos_van_a_la_guerra-_-image_1_front

Dronosaurio, el proyecto que comparten Mario Ayala, Néstor Polenta y Gabriel Pereira Spurr, tiene nuevo disco publicado por CPRecords. En general se percibe a partir de la prolífica producción del trío  (muchas horas grabadas en un corto tiempo desde su formación hace menos de un año), la decisión y las ganas de aprovechar al máximo la “alquimia” sonora y musical que sin duda ha explotado en las sesiones del grupo. Por otro lado esto es perfectamente comprensible en la Argentina de hoy, arrastrada velozmente a un ambiente recesivo en todos los órdenes, lo cual hace que cada encuentro, ya sea en vivo recorriendo muchos km para concretarlo, o utilizando las posibilidades de la web, sea un preciado tesoro, una manera de ganarle al tiempo aunque sea un rato. No se puede esperar a que las condiciones sean favorables, (quizá nunca lo serán), a disponer de mejores estudios, de herramientas mas sofisiticadas que faciliten la tarea, a que haya una buena audiencia atenta, a que los medios (alternativos y de los otros), se salgan del libreto imperante y difundan como parte natural de sus programaciones tanta música que fluye por afuera de todo. Pero, Dronosaurio sabe que nada de esto es un problema en realidad, sino detalles, detalles insignificantes al lado del “verdadero pro-ble-ma”, el que nos amenaza de verdad, el que terminará con el mundo según lo conocimos, el tan temido y anunciado y estereotipado “fin”, que no es más que una continuidad o el nacimiento de otra realidad que no nos incluye, o sí pero como esclavos de nuestros propios inventos. Así, esta computadora me observa ahora mismo mientras se comunica en red con el teléfono, la heladera, las lámparas de luz, el ventilador, la aspiradora….Y es cierto nomás, nuestros amados electrodomésticos vienen por nosotros. Definitivamente van a la guerra! (FR)

Voluntarios alistarse por FLECHA AQUI