⁅sヨ y Spurr en CPRecords

00_-_⁅sヨ+Spurr_image_1_-_frontb

De entrada, el título [Mini EP Anacrónico], me resultó descriptivo (sabiendo la forma en que se realizó), pero también como una suerte de “advertencia” al consumidor: cuidado este disco puede resultar anacrónico (o, ¡cuidado, fumar puede causar cáncer!… sin embargo el tipo igual fuma y disfruta y al fin lo pisa un colectivo).

La energía de estos tracks se defiende sola, claro, pero uno de los ganchos de la escucha dedicada de discos u obras, es que son buenas ocasiones para convocar y revolver las piezas del rompecabezas sin fin que uno acumula con los años en la memoria, descubriendo nuevas conexiones. Si eso ocurre, la experiencia vale la pena y el disfrute asociado es duradero.

Escuchar, como decía la querida Pauline Oliveros, es una práctica voluntaria (para “oír” no es necesario prestar atención). Y hoy más que nunca, esa frase cobra la dimensión de herramienta esencial de autodefensa/resistencia ante tanta saturación de datos y demanda de nuestra vapuleada y cada vez más frágil atención.

Recorriendo en loop el trabajo de Simón y Gabriel (y alternando con escuchas del disco de 2012 de donde salen las pistas originales, una delicia aparte), me conmueve el gesto de uno y otro. El de Gabriel que consciente de la entidad que poseen esas piezas incluídas en el primer álbum de ⁅sヨ, tiene la rebeldía para dejarse llevar por sus instintos musicales que reaccionan ante unas minimalistas y encantadoras melodías de bajo y mezclas sonoras. Y el de Simón, que en un gran gesto de apertura y curiosidad experimental, libera unas canciones muy caras a sus sentimientos (que él ya daba por terminadas), para que Gabriel pueda expresar con su guitarra y su voz una particular resonancia personal con ellas y darles nueva vida.

De forma espontánea este disco se construyó al mejor estilo del mail-art,  a través de ámbitos geográficos distantes entre sí (San Rafael-Villa Ballester), y de un arco temporal visible (2012-2018), o bien los treinta años de diferencia entre Simón y Gabriel que demuestran que el espíritu musical convive sin edades en cada uno. Y a riesgo de que mis comentarios sean los que resulten anacrónicos, no me canso de repetir eso de que la música generada mediante procesos experimentales, sin ataduras –ni afectaciones- de género, es un terreno fértil para el ensayo de nuevas convivencias sonoras y humanas y más allá. Por ello celebro su existencia y múltiples encarnaciones, como en este bello trabajo que nos regalan ⁅sヨ y Spurr, por CPRecords. (FR)

Acceder al disco AQUI

Anuncios

Presentamos”Territorios” (Experimentación sonora en Argentina)

tapa con logo-digital.jpg

Después de varios años de publicarse diferentes recopilatorios que rondan la música experimental en el país, con más o menos recursos pero casi siempre autogestivos, está claro que es una de las más efectivas herramientas para revalorizar y construir una escena posible. Y justamente el gesto y acción de organizar unidades un tanto dispersas en el mundo real, en un continuo donde se relacionen una serie de aventuras sonoras y musicales, es una de las contribuciones más importantes al intentar delinear un mapa viable (y en constante actualización) de estas experiencias. CPRecords también sumó su aporte en este sentido allá por el 2012 con la edición online de Acción y Percepción Sonora.

Otro punto de interés que evidencian dichas producciones es que pueden surgir de lugares geográficos que en épocas preinternéticas habrían sido impensables, generando al menos en lo virtual una convivencia de distintas voces que si tuvieran que depender del criterio de los principales centros/intermediarios culturales del país, casi todos resumidos en Buenos Aires (CABA en general), sería mucho más complicado. Es que hacer las cosas desde la libertad que ofrecen los circuitos más chicos, tiene sus limitaciones pero a la vez sus ventajas a la hora de lidiar con menos burocracias y preconceptos. Esos mini-circuitos también existen en las grandes ciudades como BsAs y al igual que los del interior casi no acceden a la atención de diarios, radios, tv, festivales,  más ocupados en reproducir precisamente discursos y producciones que viajan por las vías centrales (sino por dinero aunque sea por prestigio), a contramano de un mundo que se mueve rizomáticamente a través de las redes. Pese al siglo XXI, una configuración/concepción arcaica del país, sigue latente desde las históricas divisiones del estado nacional en formación (entre 1852 al 80) con otras regiones que, guerras mediante, fueron “integrándose” a una nación donde la cabeza visible continúa en Buenos Aires. Tal es así que en estos días hemos asistido a discursos políticos por parte de funcionarios del gobierno donde afloran visiones que atrasan más de un siglo en el reloj. En tal contexto se escuchan y se leen cosas por parte de la elite porteña actualmente en el poder, como “juntos los tucumanos y argentinos”, o se llama a desconfiar de “caudillos” (candidatos presidenciables por ej) que provengan de alejadas provincias del interior con un “curriculum prácticamente desconocido” entre otras perlas. Y si esta lógica de considerar a ese “otro” que habita en las provincias (o en los suburbios de las grandes ciudades) con un mero criterio utilitario sigue rumiándose a un nivel político de envergadura, no es extraño que en lo cultural también se reproduzca con frecuencia un patrón similar incluso por simple inercia, porque “siempre fue así” y punto.

Es bueno aclarar que estamos hablando de una tendencia que si bien se reproduce en mayor o menor medida según sectores en juego (medios e incluso artistas), no es una realidad absoluta. Me refiero a la existencia de recientes excepciones a la regla como Salgan al Sol (Avant rock en la Argentina del siglo XXI), compilado que se publicó en Lima (por Buh Records) pero su coordinación estuvo a cargo de Norberto Cambiasso desde Bs. As., o Argentina Suena  coordinado por Raul Minsburg desde el CEIARTE en la Universidad de Tres de Febrero (Bs As), y alguno más que puedo desconocer. Aquí el rasgo distintivo en paralelo con la música es la idea de un país que no termina en la Av. Gral Paz.

El proyecto Territorios es fruto de la iniciativa personal de Lorenzo Gomez Oviedo, músico experimental, escritor y docente que desarrolla su trabajo desde San Juan. Su intención desde el principio fue asomarse a un panorama muy diverso de producciones que (a falta de uno mejor), se pueden englobar bajo el término experimental, y que están vivas en distintos rincones del país. Fiel reflejo de eso es el amplio rango de músicas exploratorias contenido en Territorios y el grado de definición en el proceso experimental de cada una. Conviven aquí nombres más conocidos en la escena “in progress” del país, junto a otros más nuevos o bien con menos difusión aunque su trabajo lleve varios años de evolución.

Por todo esto y por la celebración que implica poner a rodar cada nuevo compilado, desde el más profesional al más artesanal, los invito a sumergirse en esta versión online de Territorios (Experimentación sonora en Argentina), que también cuenta con una edición limitada de 50 copias en cdr a cargo de Lorenzo  y colaboradores. (F. R)

ir a TERRITORIOS

 

CPRecords presenta: Virginia Entre Ríos (por Lorenzo G. Oviedo)

Virginia Entre Ríos (por Lorenzo Gomez Oviedo)

Virginia Entre Ríos (por Lorenzo Gomez Oviedo)

Cuando uno descubre trabajos que se producen con un alto grado de búsqueda, reflexión y compromiso en torno a ellos, generados desde ámbitos e historias muy diversas, pero con los que sin embargo se comparten muchas cosas en común en cuanto a procesos, experiencias, dificultades, es donde se vuelve a pensar en la necesidad de articular una escena local, regional, nacional, como quieran llamarle, pero que de respuestas efectivas a nivel de difusión basándose en todo lo que se hace desde la voluntad y de modo autogestivo en distintos lugares del país. Mientras tanto seguimos tratando de aportar nuestro granito de arena a la cuestión y los invitamos a recorrer, escuchar, descubrir, disfrutar y descargar libremente este disco de Lorenzo Gómez Oviedo, artista experimental radicado en Mendoza, y que tenemos el placer de publicar por CPRecords.

Con una formación musical inicial estudiando composición en la Universidad de Cuyo, Lorenzo decidió alejarse del mundo académico para adentrarse en otras experiencias sonoras y formas de producción, quizá latentes en él desde mucho tiempo atrás. En sus propias palabras: “El cambio puede llegar a tener su semilla en el jazz, que es un género que siempre me interesó desde chico y gradualmente el jazz me llevó al free jazz y, probablemente, el free jazz me llevó al noise. Después de haber asistido a algunos festivales de noise en Mexico y de haber hecho mis acciones propias al respecto mi percepción del sonido cambió importantemente. Hoy en día, en texturas sonoras naturales puras, encuentro estructuras, formas y composiciones del mismo modo que encuentro en algunas obras “académicas” elementos realmente orgánicos, texturales y ruidistas. Hoy por hoy cuando escribo pienso en elementos indeterminados y que no pueda controlar. Por ejemplo ahora mismo estoy componiendo para un trío en el cual solo utilizo el material que cada instrumentista está estudiando por su cuenta anteriormente. O sea trabajo como collage, sin escribir nada, solo tomando materiales y cambiando su orden en el espacio y en el tiempo. En mi rol como improvisador debo admitir que es un poco más desordenado. Como el interés es mucho, sus modos de ejecución son diversos. Si bien me gusta trabajar con algún concepto previo, en las interpretaciones en vivo me gusta conocer otros artistas directamente en el escenario, sin cruzar palabra de lo que se va a tocar”.

Pasad por aquí amig@s:

 https://carbonoproyecto.net/cprecords/discos/36-2014-virginia-entre-rios-por-lorenzo-gomez-oviedo/

No Toay en CPRecords

00_-_No_Toay_-_image_1_front

 

Esto “no” es La Pampa aunque sea un hijo-espacio nacido y criado en este rincón del mundo, esto “no” es Toay, esto es No Toay…que no se refiere a una negación sino más bien a un negativo, una otra cara, un otro relato, una otra experiencia, una otra euforia….

Disponible para escucha y descarga gratuita a través de CPRecords:
https://carbonoproyecto.net/cprecords/discos/33-2014-no-toay-por-ensamble-del-espinal/

Paneles en el SOL 2 por CPRecords

Paneles en el SOL 2 (por Daniel Sulmaiter)

Paneles en el SOL 2 (por Daniel Sulmaiter)

Hace ya unos 15 años comenzó a tomar forma este espacio que llamamos Carbonoproyecto, y entre sus premisas estaba (y está) el difundir y tratar de estimular el desarrollo de estas prácticas experimentales con los elementos que sean, con la tecnología al alcance. Esto significa que para el CP lo más importante es el concepto, la valoración de la práctica más allá de una carrera artística, como factor de crecimiento y búsqueda personal y colectivo. Por supuesto, para que esto se mantenga en el tiempo hacen falta resultados que entusiasmen, que estimulen a seguir en esa senda, lo cual sería muy dificil si encorsetamos las posibilidades de producción en las demandas del circuito profesional y su obvia necesidad de tecnologías de costo elevado e instancias de formación específicas a las que solo se accede en grandes ciudades. Y como bien sabe la gente que trabaja de forma similar a la nuestra en esas mismas ciudades, en ese caso la experimentación quedaría circunscripta nada más que a lo académico o a determinada elite socio-económica. Sin embargo tanta revolución estética poco puede aportar a procesos de cambio a niveles sociales más amplios, idea que en general se descarta por utópica al mencionarla nomás. Por ello cada pequeño logro nos genera una gran satisfacción, tal es el caso de los trabajos que realiza Daniel Sulmaiter a través de la serie Paneles en el SOL. Daniel utiliza como única herramienta de producción, manipulación y edición de sonido, una laptop que pudo comprar con gran esfuerzo hace un año aproximadamente. En su anterior entrega incluía algunas grabaciones de campo hechas con una cámara de fotos digital de uso doméstico, pero en Paneles en el SOL 2 todo está hecho con la portátil,  buscando la mejor posición para  captar los sonidos a través de su mic incorporado, usar algun hueco entre ladrillos o rincones como amplificador y cámara de eco, etc, o sea construir adaptándose a las posibilidades y límites de su único instrumento-máquina en un proceso 100% artesanal.  Es bueno aclarar que este tipo de exploraciones que alentamos en el Carbonoproyecto no responden a una simple decisión de negarse al uso de tecnologías más avanzadas, sino que son una respuesta creativa en contextos más populares donde es complicado acceder a las mismas. Al contrario de lo que sucede en ambientes de mayor poder de consumo asociado a inquietudes artísticas, aquí no renunciamos, descartamos ni rechazamos ninguna posibilidad, así que si quieren desprenderse de algún aparatito sónico y retirarse a vivir una experiencia zen lejos del sistema, nos lo pueden tirar por acá que será bienvenido!!

Los invito a escuchar sin más vueltas Paneles en el SOL 2, que compartimos mediante libre descarga a través de CPRecords.

https://carbonoproyecto.net/cprecords/discos/32-2014-paneles-en-el-sol-2-daniel-sulmaiter/