Los electrodomésticos van a la guerra

00-_-Los_electrodomesticos_van_a_la_guerra-_-image_1_front

Dronosaurio, el proyecto que comparten Mario Ayala, Néstor Polenta y Gabriel Pereira Spurr, tiene nuevo disco publicado por CPRecords. En general se percibe a partir de la prolífica producción del trío  (muchas horas grabadas en un corto tiempo desde su formación hace menos de un año), la decisión y las ganas de aprovechar al máximo la “alquimia” sonora y musical que sin duda ha explotado en las sesiones del grupo. Por otro lado esto es perfectamente comprensible en la Argentina de hoy, arrastrada velozmente a un ambiente recesivo en todos los órdenes, lo cual hace que cada encuentro, ya sea en vivo recorriendo muchos km para concretarlo, o utilizando las posibilidades de la web, sea un preciado tesoro, una manera de ganarle al tiempo aunque sea un rato. No se puede esperar a que las condiciones sean favorables, (quizá nunca lo serán), a disponer de mejores estudios, de herramientas mas sofisiticadas que faciliten la tarea, a que haya una buena audiencia atenta, a que los medios (alternativos y de los otros), se salgan del libreto imperante y difundan como parte natural de sus programaciones tanta música que fluye por afuera de todo. Pero, Dronosaurio sabe que nada de esto es un problema en realidad, sino detalles, detalles insignificantes al lado del “verdadero pro-ble-ma”, el que nos amenaza de verdad, el que terminará con el mundo según lo conocimos, el tan temido y anunciado y estereotipado “fin”, que no es más que una continuidad o el nacimiento de otra realidad que no nos incluye, o sí pero como esclavos de nuestros propios inventos. Así, esta computadora me observa ahora mismo mientras se comunica en red con el teléfono, la heladera, las lámparas de luz, el ventilador, la aspiradora….Y es cierto nomás, nuestros amados electrodomésticos vienen por nosotros. Definitivamente van a la guerra! (FR)

Voluntarios alistarse por FLECHA AQUI

 

Anuncios

Dronosaurio suelto…en CPRecords!

00_-_Selva_Hypermecanica_-_front

Queridos sobrevivientes del mareo comunicacional con los que siento que vale la pena compartir momentos y tesoros que nos enriquecen el camino, les quería contar que en CPRecords está disponible online el primer disco de Dronosaurio. Se trata de un proyecto paralelo a “Stereopomos”, que surge de las sesiones como dúo de Mario Ayala y Néstor Polenta, quienes invitaron a Gabriel Pereira Spurr (artista uruguayo, residente en BsAs y con muchos años de vida junto a la música experimental), a sumar su trabajo en lo que bien podríamos llamar: un genuino viaje de “power trio drone” (aunque no exista tal cosa).

Como se sabe, algunos encuentros creativos no tenían posibilidades antes de la web (la prehistoria a esta altura), limitados por cuestiones de distancias geográficas pero también de información. Lo cual no  quiere decir que el mundo de internet actual (cada vez más manipulado por el negocio) sea solo lugar de alabanza a la santa tecnología que todo lo puede, sino que en esta especie de “Selva Hypermecánica” virtual  donde deambulan nuestras cabezas, siguen latentes, voluntad de búsqueda mediante, muchos caminos sustanciosos para recorrer, intercambiar y producir. En lo que se refiere al campo experimental, diría que su suerte y expansión habría estado relegada a pequeños grupos de personas muy aisladas entre ellas, sin el universo de colaboraciones y entrecruzamientos en tiempo real que se pueden dar a través de la web como herramienta. Y justamente en esa dimensión de lo colaborativo quiero inscribir esta excelente muestra de inspiración compartida a la distancia, de calidad y evolución en el manejo de un lenguaje sonoro particular. Aquí los tiempos de la improvisación salen y entran del metrónomo en una relación natural, que se da como una respiración del sonido que vuela y camina con el drone integrado a su cuerpo musical.

A primera impresión me resultó notable la convivencia entre la incisiva guitarra y manejos de Gabriel, con ribetes Crimsonianos (disculpas por la obviedad) y con cierta electrónica luminosa de los 70’s que juega entre loops, las olas de teclados y guitarra expandida de Mario y Néstor. Pero las sucesivas escuchas (y por mérito de Dronosaurio), me fueron liberando felizmente de toda asociación superficial y me pude  sumergir en el disfrute de un paisaje pleno de intensidades que emanan de cada uno de los tracks. Por ello espero que disfruten este disco, que lo habiten con su escucha abierta, emotiva, ejercicio imprescindible para la supervivencia del espíritu en medio de la Selva Hypermecánica. (FR)

                                                  Ir al disco